EL VALOR DEL ORDEN EN CONTEXTOS DE INCERTIDUMBRE

EL VALOR DEL ORDEN EN CONTEXTOS DE INCERTIDUMBRE

(*) Por Nicolás Marchiori


El Frente Renovador de la Concordia definió la fórmula que pondrá a consideración de la sociedad misionera en los próximos comicios provinciales. En la candidatura de Hugo Passalacqua y Lucas Romero Spinelli, como gobernador y vice se sintetiza la visión prospectiva del Proyecto Misionerista que pone la mirada en el presente y piensa en el futuro.

Los escenarios complejos que atraviesan al mundo actual han provocado un deslizamiento de un modelo de sociedad estable, cierta y previsible hacia un modelo de sociedad incierta.

Cuando se habla de incertidumbre, se hace referencia a la ausencia de certeza, convicción, confianza o seguridad sobre algo que se conoce o que se realiza. Tal vez en la incertidumbre que atraviesa a las sociedades esté la explicación de las crisis. Las crisis como tales ponen en movimiento procesos desordenados que pueden convertirse en desencadenantes, creando nuevas condiciones para la acción, poniendo en marcha todo aquello que puede aportar cambio y transformación.

Analizar semánticamente la palabra “crisis” revela conceptos ricos en significados que se componen de dos caracteres que significan “peligro” y “oportunidad”. Transformar una crisis en oportunidad depende de la capacidad de resiliencia y predisposición de los actores, ya que serán estos quienes se transformen en agentes catalizadores que forjen nuevas y mejores realidades.

Los estados de crisis por lo general son propensos a generar caos. Es ante estos escenarios donde adquiere vital relevancia el valor del orden. El orden como principio es armonizador, permite aportar claridad y certidumbre a los escenarios complejos, dando una correcta disposición a las cosas y ubicándolas en el lugar que les corresponde ideando un camino coherente para seguir y llegar a una meta.

Liderazgo con visión prospectiva

La política argentina nos muestra que existen líderes sin liderazgo. El liderazgo es un intangible que se construye socialmente entre el líder y sus seguidores. La figura del líder, a su vez, se puede imponer por la fuerza o, mucho más difícil, se puede construir y consolidar mediante el respeto, confianza y fidelidad de sus seguidores. El Ing. Carlos Rovira es un cabal ejemplo de un liderazgo indiscutido que trasciende a su generación. En la actualidad, el Conductor de la Renovación es un faro de referencia para una nueva generación de jóvenes dirigentes que ven en su figura el camino a seguir. Sin la extraordinaria visión prospectiva y estratégica de Rovira no hubiese sido posible que una provincia pobre como Misiones en términos de recursos, si tenemos en cuenta que no posee ni gas, ni petróleo, ni oro, litio, sea modelo para el país en materia de educación, de salud y de cuidado del medio ambiente. Su capacidad de lectura de la realidad y de anticipación a escenarios futuros fue la que determinó que en las próximas elecciones provinciales la fórmula del Frente Renovador contemple aquella amalgama que debe haber entre la experiencia de quienes han transitado ya el camino, han dado su aporte con su cuota de seriedad, de tranquilidad, de serenidad que se necesita con el dinamismo, la fuerza impulsora, la mentalidad abierta a las nuevas tecnologías, los nuevos pensamientos que tienen los jóvenes, tal como lo manifestaba en su discurso luego de ser elegido Presidente de la Cámara de Representantes de la Provincia. Hugo Passalacqua y Lucas Romero Spinelli son la síntesis de esa idea en donde se conjugan la seriedad y la experiencia con la fuerza y la juventud.

Passalacqua, que gobernó la provincia desde el año 2015 hasta el 2019, fue impulsor del Fondo de Crédito de Misiones, una herramienta de gran importancia que permitió y sigue permitiendo que los emprendedores misioneros puedan desarrollarse con una ayuda tan vital como es el acceso al crédito a tasas muy bajas y con largos plazos de devolución. Asimismo, durante su gobierno también se lanzaron los Programas Ahora, que se consolidaron con el tiempo y se transformaron en un verdadero motor para el consumo y la prosperidad de los comercios misioneros, sobre todo en la post pandemia, donde la crisis económica nacional afectó fuertemente los niveles de consumo en el resto del país.

Por su parte, el joven Lucas Romero Spinelli dio sus primeros pasos en la gestión pública a finales del año 2017, cuando fue designado Director General de Industria de la Provincia. Desde allí impulsó el proyecto del Polo Tic de Posadas, que significó una de las primeras arterias del gran ecosistema que hoy presenta la economía del conocimiento en la provincia y que encuentra en el Master Plan de Silicon Misiones, impulsado por el Ing. Carlos Rovira, un futuro más que promisorio para uno de los sectores que más dinero genera en todo el mundo y que mayor inclusión de jóvenes al mercado laboral promueve.

Nítidas diferencias

En el encuentro del pasado jueves de Rovira con dirigentes renovadores, el Presidente del Parlamento Misionero destacó que la evolución siempre es hacia adelante y que la política debe conducir esos procesos. Misiones puede demostrar de manera fehaciente que transita un camino de previsibilidad económica, social e institucional.

El conductor de la Renovación remarcó a los asistentes a la reunión que “los logros llegan con trabajo, esfuerzo, dedicación y, sobre todas las cosas, humildad para estar cerca de la gente, escucharla, comprenderla y buscar soluciones a sus pedidos, como servidores públicos”. Y dejó una clara consigna: diálogo, mucho trabajo y cero confrontación.

A nivel nacional, el panorama es totalmente opuesto, se ve a un Gobierno Nacional que improvisa permanentemente y que no logra encontrar el camino para encauzar la difícil situación que atraviesa el país.

En la vereda de Juntos por el Cambio, sorprendentemente se los escucha hablar de recetas mágicas para resolver los problemas actuales que ellos mismos iniciaron. No se puede soslayar el brutal endeudamiento generado entre 2015 y 2019 ni el masivo cierre de empresas que fueran arrastradas a la crisis con políticas neoliberales que sólo sirvieron para beneficiar a un selecto grupo de amigos del ex Presidente Macri.

La alianza opositora se encuentra muy preocupada por mostrar fotos que transmitan una falsa unidad que disfrace la feroz interna, pero hasta el momento no ha sido capaz de presentar un plan de gobierno que sustente su aspiración de llegar al poder.

Dicho esto, lo cierto es que los grandes partidos nacionales no brindan ninguna certeza, ningún gesto que de tranquilidad y esperanza para la ciudadanía que cada día toma más distancia en respuesta a la disociación existente entre la agenda de los políticos con la de la gente.

Cada vez es mayor el porcentaje de desafección que arrojan los análisis cualitativos de opinión pública respecto a las dos grandes fuerzas nacionales. El nivel de satisfacción de la ciudadanía es bajísimo, como consecuencia de la falta de atención por parte de la clase política a los problemas cotidianos de los ciudadanos de a pie. Es en este contexto que adquieren protagonismo y consecuentemente se fortalecen los partidos provincialistas con fuerte mirada en lo local y en la gestión cotidiana, frente a los partidos nacionales que no logran salir de las discusiones internas y disputas de poder.

 

 

 


(*) Abogado. Diplomado en Manejo de Crisis y en Análisis de Procesos Electorales. Posgrado de Especialización en Comunicación de Gobierno y Electoral. Becario de la Fundación Konrad Adenauer y del Centro de Análisis y Entrenamiento Político – CAEP (Colombia).-

🍪 Usamos algunas cookies para mejorar la navegación. Si seguís navegando, entenderemos que estás de acuerdo con ellas.
Sí, acepto las cookies